¿Tienes dudas? Nos encantaría ayudarte.

1.¿Qué es el parto fisiológico?

El parto fisiológico es aquel en que la madre da a luz producto del cocktail de hormonas que produce su cuerpo sin ningún tipo de medicación ni intervención. Este se inicia en forma espontánea y se desarrolla naturalmente, sin que la madrea sea interrumpida ni su proceso sea inhibido.

2.¿Qué es el parto respetado?

Es aquel parto que se desarrolla respetando lo que los padres desean. Este concepto no está necesariamente relacionado con un parto natural.

3. ¿Inicio espontáneo del trabajo de parto v/s inducción?

El inicio espontáneo del trabajo de parto es cuando sin mediar ningún tipo de intervención (medicamentos, tactos, maniobra de Hamilton, etc), el trabajo de parto comienza solo, ya sea con las contracciones, la pérdida del tapón mucoso, la ruptura de membranas.

4. ¿Qué es la inducción?

Consiste en iniciar el trabajo de parto por medios artificiales. Esto normalmente se provoca con prostaglandina sintética ya sea via vaginal o sublingual ( comúnmente conocida como misotrol) y con oxitocina sintética a través de una vía intravenosa. Además hay otros procedimientos que también tienen como objetivo lograr el inicio del trabajo de parto como la maniobra de Hamilton. No está recomendado por la OMS y aumenta las posibilidades de terminar en un parto instrumentalizado o una cesárea.

5. ¿Es necesario estar acompañada?

Desde la mirada fisiológica, la mujer no necesita ayuda ni compañía para dar a luz, ya que son sus propias hormonas las que hacen el trabajo, sin embargo, muchas mujeres sí desean sentirse acompañadas, en especial hoy en día en que las condiciones ambientales de los lugares donde acudimos a tener nuestros hijos en su mayoría distan bastante de lo que realmente una mujer de parto necesita.

6. ¿Qué es la episiotomía?

La episiotomía es un corte transversal que realiza el médico obstetra en el periné de la mujer a fin de generar más espacio para el nacimiento del bebé. Esta práctica en condiciones adecuadas no sería necesaria, sin embargo, se ha establecido como una práctica habitual en Clínicas y Hospitales donde, en su gran mayoría, no permiten a la mujer elegir la posición de parto y solo se les permite dar a luz en la posición ginecológica lo que dificulta el expulsivo. No es recomendada por la OMS

7. ¿Qué es la oxitocina?

La oxitocina es una hormona que se produce en su mayoría en el hipotálamo y que interviene en determinados procesos fisiológicos, la cual activa ciertos comportamientos mecánicos en algún órgano específico (el útero por ejemplo) y que además influye en el comportamiento por su efecto a nivel cerebral. Se conoce como la hormona del amor.

8. ¿Cuál es su rol?

Esta hormona activa estos órganos provocando en ellos una reacción, una actividad física o fisiológica determinada. En el caso del útero la oxitocina estimula y mantiene la contracción del músculo liso del útero durante el parto y el alumbramiento, es decir, es la responsable de la existencia de las contracciones. El alumbramiento de la placenta exige unos niveles aún más altos de oxitocina que la expulsión del bebé, por eso el peak máximo de oxitocina en la vida de una mujer es justo después del nacimiento del mismo. En el caso de las mamas provoca el reflejo de eyección de la leche favoreciendo la lactancia.
A nivel cerebral, la oxitocina disminuye la actividad del sistema nervioso simpático y del eje hipotalámico-hipofisario-suprarrenal, lo que aumenta los niveles endógenos de opiáceos e induce efectos anti-estrés, como: baja tensión arterial, ritmo cardiaco y hormonas del estrés, bienestar y relajación, además de una óptima termorregulación.
Es considerada también un gran mediador y controlador de las emociones y comportamientos sociales como el amor, la memoria, la rabia, la agresión y el establecimiento de correlaciones entre experiencias pasadas y presentes, promueve un aumento del umbral del dolor y un descenso de los niveles de ansiedad, disminuye el miedo e incrementa la confianza, la empatía y la generosidad.

9.¿Qué es la oxitocina sintética?

La oxitocina sintética (C43H66N12o12s2) es la síntesis química de la oxitocina endógena; su síntesis fue lograda el 1953 por el Dr. Vigneaud. Desde entonces, es usada para inducir y conducir y acelerar los partos.

La mayoría de las veces se administra por vía venosa, aunque también se puede administrar intramuscular e intranasal. Al ser administrada se producen contracciones uterinas; su intensidad y ritmo depende de la dosis que se use.

La oxitocina entra directamente al torrente sanguíneo, sin pasar por el cerebro, por lo que sus efectos son sólo a nivel periférico o mecánico, es decir, sólo provoca contracciones uterinas y no el estado de bienestar que provoca la occitocina endógena. Por lo tanto, en este caso el cerebro de la mujer no reconoce que está en trabajo de parto, por lo que no libera endorfinas ni adrenalina ni el pick de oxitocina luego del nacimiento.

Algunos posibles efectos colaterales del uso de oxitocina sintética:

 Aumento de la necesidad de analgesia por el aumento del dolor. El trabajo de parto producido por oxitocina sintética no encadena la producción de endorfina, esto, entre razones, hace la madre experimente mayor dolor. Además, la oxitocina sintética no logra los efectos cerebrales (placer, bienestar) por lo que para la madre se le hace difícil llevar este tipo de trabajo de parto.

 Mayor riesgo de sufrimiento fetal. La oxitocina sintética se usa en dosis que produce contracciones muy seguidas y a veces durante periodos muy largos produciendo agotamiento en el feto.

 Mayor riesgo de hemorragia postparto

 Mayor riesgo de rotura de útero (sobre todo en mujeres con cesárea anterior)

 Mayor posibilidades de partos instrumentales (fórceps) o cesáreas

 Finalmente, se ha empezado a evidenciar que el uso de oxitocina sintética y por lo tanto, la inhibición de la propia oxitocina endógena y todas las demás hormonas relacionadas con ella, tienen efecto en el comportamiento de la madre en el post parto. Así mismo, se ha visto que el uso de oxitocina sintética dificulta el amamantamiento.

Respecto al uso de oxitocina sintética en los partos, la OMS concluye que; “De los datos disponibles, no se deduce claramente que el uso discrecional de oxitocina sea beneficioso para las mujeres y los bebés. Naturalmente, esto no significa que la oxitocina sea ineficaz para el tratamiento de partos prolongados. Sin embargo, no hay pruebas de que la prevención de un parto prolongado mediante el uso discrecional de oxitocina en un parto normal sea beneficiosa. La administración de oxitocina es una intervención mayor y debe utilizarse únicamente bajo una indicación válida. El mismo principio es aplicable para la práctica, más moderna, de inducción con prostaglandinas.”

 

10. ¿Cuál es el entorno adecuado para el trabajo de parto?

Lo que todos queremos lograr luego de un trabajo de parto es un parto saludable tanto para la madre como para el hijo que acaba de nacer. Saludable en el sentido amplio de la palabra, es decir, más que una mamá que respira y un bebé que respira. Hoy en día estamos en condiciones nutricionales e higiénicas, para desear una madre y un hijo vivos, sin traumas físicos tras el nacimiento, con todas las energías físicas y emocionales para criar y amamantar a la nueva cría.

Para que un trabajo de parto tenga estos resultados esperados, debe existir la constante secreción de oxitocina natural por parte de la madre. Esto asegurará un nacimiento y un alumbramiento sin problemas en la mayoría de los casos.

Por lo tanto, el entorno adecuado para el trabajo de parto será aquel que favorezca la secreción de oxitocina natural. Como para todos los mamíferos, las características de ese entorno deberían ser las siguientes:

  • Silencio: el lenguaje activa el neocortex, el problema de la activación del neocortex es que “desactiva” las estructuras primitivas del cerebro que secretan la occitocina, inhibiendo así el proceso de nacimiento. Por lo tanto, un ambiente adecuado será aquel que permita “reposar” al neocortex.
  • Oscuridad o luz tenue: la estimulación visual aumenta la actividad del neocortex, por eso cuando queremos dormir apagamos la luz o corremos las cortinas. Además, la oscuridad permite la secreción de melatonina la que a su vez “encandena” con la producción de occitocina.
  • Intimidad y seguridad: cuando una persona se siente observada aumenta la actividad del neocortex. Por lo tanto, hay que dar a la mujer todo lo que la ayude a sentirse en una situación íntima. Si la mujer siente el ambiente es amenazante, secretará adrenalina, hormona totalmente antagonista a la occitocina.
  • Ambiente suficientemente cálido: la adrenalina también está implicada en la termorregulación; en un ambiente frío la adrenalina inicia un proceso de vasoconstricción dificultando el proceso de dar a luz.

Para que el parto transcurra con normalidad la mujer necesita sentirse cómoda físicamente, en un ambiente oscuro y silencioso, rodeada de pocas personas conocidas por ella, en las que confíe y que no interfieran en el proceso innecesariamente si no que la dejen a ella y a su cuerpo, hacer el trabajo de parto a su ritmo”. Texto de Michel Odent extraído de “La vida fetal, el nacimiento y el futuro de la humanidad”, Ed. Obstare. Traducción: Liliana Lammers

11. Cordón al cuello: Razón para una cesárea

No existe evidencia científica que respalde hacer una cesárea por una circular de cordón. Complicaciones que se atribuyen al cordón al cuello, están más relacionadas con intervenciones (oxitocina sintética, romper la bolsa, mujer acostada con las piernas arriba, pujos dirigidos). En un parto fisiológico (sin uso de oxitocina sintética, sin uso de anestesia, sin corte prematuro de cordón), el bebé no tendrá problemas en nacer por tener una (o más) circular de cordón.

Hay que recordar que el bebé no respira por la boca, sino que es oxigenado a través de 2 arterias existentes en el cordón; por lo tanto, el bebé no se “ahorcará”. Además, el cordón está cubierto por una sustancia llamada “gelatina de Warthon” que protege las arterias y la vena del cordón de tirones y compresiones propias de un trabajo de parto fisiológico. Finalmente, durante el descenso del bebé a través de la pelvis todo “baja”: útero, placenta y cordón.

12. ¿Es mi guagua muy grande para nacer por parto vaginal?

Primero hay que tener claro que la estimación del peso de un bebé se hace a través de una ecografía que consideran 3 parámetros (diámetro de la cabeza, perímetro del abdomen y longitud del fémur). Esta medición tiene un rango de error de entre 300gr y 550 gr. Por lo tanto, no es medio preciso para considerar a un bebé “macrosómico”. Y segundo, hay que distinguir a un bebé grande por “constitución”, a un bebé grande por alguna patología. En el caso que las pruebas pertinentes, descarten una patología no hay razón para interrumpir el embarazo con una inducción o bien indicar una cesárea.

Tradicionalmente se ha relacionado un bebé grande a riesgos para la madre tales como mayor riesgo de desgarro perianal o cesárea, y para el bebé riesgos como distocia de hombros. Estos riesgos, se han considerado tales en partos medicalizados, es decir, en partos donde se ha usado occitocina, la mujer está acostada, anestesiada y se le dirigen los pujos.

Además, no hay que olvidar que antiguamente el estudio de la fisiología humana se hacía a través de cadáveres, por lo que se pensaba que la pelvis era una sola pieza ósea. Esta idea todavía se encuentra presente en muchos médicos y matronas. Por el contrario, hoy sabemos que la pelvis es una estructura ósea móvil formada por 4 piezas óseas, articulada por ligamentos (que durante el embarazo se ponen muy blandos gracias a una hormona llamada elastina); es decir, perfectamente diseñada para el paso del bebé.

Por lo tanto, una guagua grande no es razón para una cesárea o para inducir un parto. Por el contrario, se debe favorecer un inicio espontáneo del parto y el uso no rutinario de intervenciones médicas.

13. ¿Cuál es el rol de la doula?

El rol de la doula es trabajar para que las condiciones en las que se encuentra la mujer de parto sean las adecuadas para favorecer un parto saludable.

Es decir, la doula se encargará de mantener bajos los niveles de adrenalina; lo concreto dependerá de la situación y de las características propias de la madre. Que la mujer sienta el ambiente seguro e íntimo, evitar el uso del lenguaje y mantener el o los lugares a una temperatura suficientemente cálida para la madre.

En algunos casos, la sola compañía de la doula ayuda a la mujer tener una sensación de mayor tranquilidad que le permite dar a luz en forma segura y saludable.

La mayoría de las veces la doula comienza su acompañamiento meses antes del parto, ayudando a la mujer a preparar el ambiente físico y emocional adecuado para recibir a su bebé.

14. ¿Dónde parir?

Para poder respondernos esta pregunta, es fundamental que las mujeres nos hagamos responsables de las decisiones que tomamos, sobretodo a la hora que nos transformaremos en madres.

Muchas de nosotros creemos que la atención de un parto es igual en todas partes y con todos los equipos médicos. Y la verdad es que esto no es así; los protocolos de atención en todos los hospitales y clínicas son distintas, e incluso dentro de la misma institución los distintos turnos o equipos médicos, trabajan con diferentes criterios.

En este sentido, para tomar la decisión sobre dónde parir,  la mujer esté bien informada sobre qué es lo que necesita para parir, sobre cuál es su estado de salud y qué posibilidades tiene.

En Chile, es posible parir en las maternidades de clínicas y hospitales. También podemos elegir nuestras casas.

15. Parto múltiple

Respecto a los embarazos múltiples (más de un bebé), lo primero sobre lo que hay que reflexionar es sobre su patologización. Hoy en día, la mayoría de los embarazos múltiples se tratan como si fueran de riesgo y esto no es así. Si bien es cierto que estos partos pueden presentar mayores dificultades, y no se trata de desconocer las posibles complicaciones, es urgente comprender que el hecho de estar gestando a más de un bebé no es razón para patologizar el embarazo y el parto.

Al respecto quizás lo más importante de saber es que parto múltiple no es sinónimo de cesárea. Nuevamente dependerá del equipo médico, de los protocolos del lugar donde sucederá el parto y de las condiciones de salud de la madre y los bebés. Es importante que la madre se informe y pida mucha claridad en las consultas previas sobre todos los detalles de su posible parto.

16. ¿Cuándo está indicada una cesárea?

Estas son las indicaciones para realizar una operación de cesárea:

  • Placenta previa total a término.
  • Posición fetal transversa con dilatación completa.
  • Prolapso de cordón.
  • Placenta abrupta. (Desprendimiento de la placenta)
  • Eclampsia o síndrome HELLP cuando falla una inducción.
  • Tumor de gran tamaño en el útero que bloquea la cerviz al alcanzar dilatación completa. Casi todos los fibromas se mueven hacia arriba a medida que el cuello del útero se abre, quitándose del paso del bebé.
  • Verdadero sufrimiento fetal confirmado por una muestra de gases sanguíneos del cuero cabelludo fetal o un perfil biofísico.
  • Verdadera desproporción cefalopélvica o DCP (el bebé es demasiado grande para la pelvis materna). Esto es muy poco común y sólo está asociado a deformidades pélvicas (o a una rotura pélvica mal sanada). La posición fetal durante el trabajo de parto y la posición materna durante el expulsivo, especialmente cuando las mujeres están en posición semisentada, son las causas por las que se diagnostican la mayoría de las DCP en la actualidad.
  • Primera erupción de herpes activo al comienzo del trabajo de parto.
  • Ruptura uterina.

 

No es razón de cesárea:

  • Tener una cesárea anterior
  • Bebé sano grande